Fisioterapia Respiratoria en el Bebé y Broquiolitis

publicado en: Blog, Fisioterapia | 0

La fisioterapia respiratoria se encarga del tratamiento, prevención y estabilización de las diferentes enfermedades que afectan al aparato respiratorio, con el fin de mantener o mejorar la función respiratoria.

¿Quién puede beneficiarse la fisioterapia respiratoria?

Cualquier persona con problemas respiratorios, desde los bebés a los ancianos. Aunque en este caso hablaremos la de la fisioterapia respiratoria dirigida a los más pequeños.

Es importante que el tratamiento lo realice un fisioterapeuta especializado que conozca la fisiopatología respiratoria y las técnicas más adecuadas para cada situación y paciente.

Diferencias entre el aparato respiratorio del niño y del adulto

El aparato respiratorio del niño no es una copia del adulto, sino que éste se sigue desarrollando, hasta alcanzar su madurez, hasta los 8 años de edad presentando algunas diferencias:

  • El aparato respiratorio del niño está compuesto por vías aéreas más pequeñas, por lo que tienen una mayor resistencia al paso de aire y se obstruyen con mayor facilidad ante la presencia de un aumento de mucosidad.
  • Sus cartílagos son más blandos al no estar completamente desarrollados, por lo que es más frecuente que se colapsen. La tos resulta más ineficaz.
  • Su musculatura es menos resistente a la fatiga.
  • Presentan mayor proporción de glándulas mucosas (hipersecreción), además las secreciones son más viscosas.
  • Respiración exclusivamente nasal (hasta los 6 meses aproximadamente).
Fisioterapia Respiratoria en el bebé y Broquiolitis

Por todas estas razones los bebés presentan patología respiratoria con facilidad en los primeros años de vida y principalmente en los meses de otoño e invierno. 

Una de las enfermedades respiratorias que afecta en mayor medida a los niños menores de dos años es la bronquiolitis.

¿Qué es la bronquiolitis?

Es una infección vírica que afecta principalmente a niños menores de dos años, especialmente en el primer año de vida.

Esta enfermedad es causada por el virus respiratorio sincitial (VRS), genera inflamación y acumulación de moco en las vías aéreas más pequeñas de los pulmones (bronquiolos).

El proceso se inicia en vías altas y en 48/72 horas progresa a vías inferiores (bronquiolos) produciendo obstrucción de las mismas debido a la mucosidad; generando fatiga, dificultad para respirar y falta de apetito; a veces se oyen ruidos (pitos o sibilancias) e incluso algunos niños presentan otitis asociada, pudiendo aparecer en algunas ocasiones fiebre.

En la bronquiolitis puede ser necesario un tratamiento con fisioterapia respiratoria ya que en muchos casos podemos mejorar la evolución de la sintomatología si actuamos en fases iniciales y en otros llegar a prevenir la hospitalización.

¿Sustituye la fisioterapia respiratoria al tratamiento médico?

Fisioterapia Respiratoria en el bebé y Broquiolitis

La bronquiolitis es una infección vírica, por lo que no existe ningún medicamento que la cure. La medicación prescrita irá encaminada a controlar y mejorar la inflamación y broncoespasmo (colapso o cierre de las vías) que provoca esta infección.

Las técnicas respiratorias nunca sustituyen al tratamiento médico, sino que lo complementan haciéndolo más eficaz, ya que elimina las secreciones acumuladas (mejorando la absorción de los medicamentos) y en muchos casos disminuyendo la necesidad y cantidad de medicación.

¿En qué se basa el tratamiento?

Las técnicas que se utilizan en fisioterapia respiratoria irán encaminadas a reducir o eliminar las secreciones acumuladas en las vías respiratorias, favoreciendo su fluidificación, movilización y drenaje (expulsión de los mocos) mejorando a corto plazo la ventilación pulmonar, la alimentación, el sueño y disminución de la tos. 

También son importantes sus beneficios a largo plazo disminuyendo en gran medida el riesgo de infecciones y complicaciones broncopulmonares, las cuales pueden ser causa de aparición de enfermedades respiratorias como el asma.

Es importante para la realización del tratamiento que se lleve a cabo un buen examen clínico del niño, cobrando especial importancia la auscultación de los ruidos respiratorios, ya que a través de ella conoceremos en qué lugar del aparato respiratorio se encuentra el acúmulo de secreciones y nos permitirá elegir y aplicar las técnicas más apropiadas.

La Fisioterapia Respiratoria no es dolorosa ni agresiva, y aunque generalmente los bebés lloren, el llanto es muy beneficioso para ayudar a mover mejor el moco adherido. En cualquier caso no buscaremos provocar llanto incontrolado o vómito, por eso es esencial el papel de los padres, tanto para aportarnos información, como para calmar y dar seguridad al niño. 

Además, se verán beneficiados de poder resolver sus dudas y podremos enseñarles a realizar la limpieza nasal correctamente, en caso de ser necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *